ENCARA EL INVIERNO CON LECTURAS CÁLIDAS


11 Jan
11Jan

¿Hay algo más apetecible, en una fría tarde de invierno, que meterse bajo una manta con un buen libro? La respuesta es «sí». Imaginemos un sofá confortable, la mantita de rigor, ya mencionada (que haya calefacción no es excluyente) y un gato mimoso dormido a los pies. Imaginemos también una taza de té (si sois cafeteros, admitiremos un café también). Solo con una nube, por favor (en mi caso, de leche de soja, que a las brujas de edad provecta se nos permiten ya estas excentricidades). Y, por último, un buen libro, una de esas historias que le atrapan a uno, ya sean de misterio, aventura, romance... Con un toque de miedo o de suspense para mantener el corazón en forma. Y, ¡voilá! El paraíso en la tierra. Pues, venga, poneos cómodos y no desaprovechéis esta oportunidad que nos presta el frío enero.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.